Quiero ser madre: el embarazo, un viaje emocional

Familia
16/09/2021

Durante toda nuestra vida, las mujeres pasamos por distintas etapas, tanto físicas, como emocionales. Queremos hacer un breve recorrido por ellas, principalmente por las que tienen lugar en nuestra vida adulta y nos hacen desear ser madres. ¡Acompáñanos en este viaje de quiero ser madre!

¿Quieres quedarte embarazada? ¿Crees que ha llegado el momento? Te contamos las diferentes etapas del viaje hacia la maternidad desde el momento en que buscamos un embarazo.

Preparación del embarazo

Llegado el momento en el que nos planteamos que queremos ser madres se abre ante nosotras una maravillosa etapa. Nos encontramos bien, felices, en un momento emocional pleno. Nos sentimos optimistas e ilusionadas por las nuevas expectativas que se abren en nuestro futuro. Dejamos de tomar anticonceptivos, nos preocupamos por mantener una alimentación más sana, empezamos a tomar vitaminas y nos ponemos en forma. Todo esto son pasos cuando decimos ‘quiero ser madre’.

Intentar el embarazo

La decisión de quedarse embarazada debe ser un asunto de dos. Llega un momento en el que dices ‘quiero ser madre’. Se trata de una etapa de gran entusiasmo e ilusión en la pareja por el desafío emocional que supone, pero que también nos crea dudas e incertidumbre. Empezamos a centrar el sexo en el "momento adecuado" y la relación de pareja se afianza haciéndose cada vez más cercana. ¡Disfrútalo!

Quiero ser madre y estoy preocupada

A veces quedarse embarazada no resulta tarea fácil. Sólo existen unos pocos días de cada mes en que es posible concebir y a veces esta tensión puede hacer que la relación con nuestra pareja se deteriore, llegando a perder el romanticismo en las relaciones sexuales. En este momento es cuando empezamos a preocuparnos y recurrimos a consejos en los libros o en Internet. Ten en cuenta que debemos ser positivas: existen instrumentos de fertilidad que pueden facilitar la concepción. Recurre a ellos. Lo más importante es no obsesionarse y mantener una buena comunicación con tu pareja.

Problema por no quedarte embarazada

Si no te quedas embarazada en poco tiempo, no significa que tengas un problema. Así que no te desesperes cuando digas ‘quiero ser madre’ y no te quedes a la primera’. No debes preocuparte si tardas algunos meses, es normal, que surjan algunas dudas... ¿me pasa algo? le pasa algo a él? La media de concepción desde el primer intento suele ser un año, pero puede acortarse si utilizas un test de ovulación. Es un método sencillo que determina cuándo estamos ovulando e identifica nuestros días más fértiles, cómodamente y con un sistema completamente natural, los puedes encontrar de varios tipos en la farmacia, elige el que más te guste.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Dale al “me gusta” o escríbenos un comentario! Tal vez quieras leer también Madre a los 20, a los 30, a los 40 o Cuidados durante el embarazo. Regístrate y consigue ofertas.