Provolone al horno

Hogar
28/02/2022

Ingredientes para hacer queso provolone al horno
Cómo preparar queso provolone al horno
Queso provolone con tomate
¿Qué tipo de queso es el Provolone?
Cómo se come el queso provolone
Formas rápidas y sencillas de cocinar queso provolone
¿Es el queso provolone pasteurizado?
Se puede tomar queso provolone durante el embarazo
Calorías del queso provolone

Hoy os traemos la elaboración de un entrante fácil, rápido y delicioso que, además, puede convertirse en el mejor acompañamiento de cualquier plato principal. Cualquier receta mejora con queso provolone, eso es así, pero hoy además vamos a contaros los principales secretos de esta delicia italiana donde las haya.

Ha llegado el momento de disfrutar de un sabor de categoría que, además, conlleva muy poquito esfuerzo, ¿listos  para hacerles un hueco en vuestro menú semanal a estas recetas de queso provolone?

Receta patrocinada por Fairy, ¡ahorra con sus mejores cupones de descuento para tu supermercado!

Tiempo de preparación: 12 min

Tiempo elaboración: 10 min

Coste: Económico

Receta para: 4/6 comensales

Nivel de dificultad: BAJO

Ingredientes para hacer queso provolone al horno:

  • Una rodaja de queso provolone
  • Hierbas y especias al gusto (la albahaca, el orégano y la pimienta van de fábula)
  • Un chorrito pequeño de aceite de oliva virgen extra (AOVE)

Cómo preparar queso provolone al horno:

Utiliza una cazuela de barro u otro recipiente de cristal o loza que puedas introducir en el horno sin miedo a que estalle debido a las altas temperaturas generadas en el interior de este electrodoméstico. Lo mejor es que tenga el tamaño justo para que el provolone quede justito, que no haya mucha distancia entre el borde del queso y el de nuestro recipiente

Lo primero que debemos tener en cuenta cuándo buscamos cómo preparar queso provolone es que hay que, aunque parece una receta demasiado básica, está de rechupete. Tan solo debemos colocar la rodaja de queso justo encima y espolvorear generosamente con las especias y un chorrito de AOVE.

Y si esta receta de queso provolone ha resultado sencilla hasta el momento, lo que resta no es mucho más complicado. Lo único que hay que tener en cuenta cuando se busca cómo preparar queso provolone al horno es que este debe estar precalentado a una temperatura de entre 180 y 200 grados. De este modo, lo único que tendremos que hacer es introducir nuestro recipiente y mantenerlo ahí durante 5 minutos de reloj, tiempo más que de sobra para que el queso se dore y haga burbujitas.

Lo mejor a la hora de degustar esta maravilla gastronómica del país con forma de bota es hacerlo recién hecho, con mucho cuidado de no quemarnos y ayudándonos de tostas, focaccia, grissini italianos o incluso crudités como bastoncitos de zanahoria y apio.

Esta receta de queso provolone está riquísima, pero tal y como decíamos al inicio del texto… ¡aún tenemos muchas cosas más que contaros!

Queso provolone con tomate

queso provolone con tomate

Sin duda alguna, el queso provolone con tomate se ha convertido en uno de los entrantes favoritos en cualquier restaurante italiano, aunque a día de hoy puede elaborarse en casa sin ningún tipo de problema.

Tan solo hay que tomar como referencia la receta original de queso provolone al horno que hemos dejado en el apartado anterior, pero poniendo dos cucharadas de salsa de tomate antes que ningún otro ingrediente y asegurándonos de que queden bien repartidas en el fondo. De este modo conseguiremos que cada bocado de queso lleve algo de tomate y, de paso, que nuestro provolone al horno no se quede pegado al cristal, barro o loza que hayamos utilizado, ¡aunque con Fairy esto último no supone ningún problema!

Además, la inclusión del pomodoro en la ecuación, junto con el queso provolone y las especias, acentuará aún más el sabor a pizza de esta invención. Sin duda alguna, una alternativa perfecta cuando queremos dar un toque italiano a la velada sin que por ello haga falta incluir la pizza en el menú que se acentúa mucho más si añadimos especias al tomate antes de poner el queso encima, ¡el truco del chef!

¿Qué tipo de queso es el Provolone?

que tipo de queso es el provolone

Al igual que el otro gran queso italiano que conocemos todos, la mozzarella presente en infinidad de pizzas italianas, el provolone es un queso del tipo pasta hilada o, como dirían en el país transalpino, pasta filata. Se llama así porque se elabora mediante la fermentación de una cuajada que, tal y como habréis podido ver en televisión alguna vez, posteriormente se hila en agua caliente.

Este proceso de hilado dota a al queso provolone de una textura muy peculiar, fibrosa a la vez que elástica, que resulta de lo más agradable en boca y que permite esas imágenes tan curiosas cuando se muerde o se intenta extraer un poco del recipiente una vez caliente. ¡Cómo nos gusta que el queso provolone se estire hasta el infinito y más allá!

Por lo general, el queso provolone es de color pajizo y tiene una corteza blanda, aunque su sabor puede cambiar en función del tipo de cuajo que se utilice en su elaboración. Además, también es posible encontrarlo aderezado con otros ingredientes en el momento de comprarlo, como por ejemplo hierbas aromáticas. 

Ahora bien, lo que todos los tipos de queso provolone tienen en común es que cerca de un 50% de su composición es materia grasa, ¡así que no conviene para nada abusar de este capricho gastronómico!

Cómo se come el queso provolone

Hasta el momento hemos visto dos formas de comer el queso provolone al horno, pero lo cierto es que basta con hacer una búsqueda de cómo se come el queso provolone para descubrir que es mucho más que un buen entrante. Como muestra, un botón, o mejor dicho… ¡tres ejemplos deliciosos de cómo sacarle el máximo partido al queso provolone!

Con bordes de pizza

Cuando llegaron no nos lo podíamos creer, ¿quién había inventado los bordes de pizza rellenos de provolone y por qué no le habían dado un Nobel? Lo del premio sigue pendiente, pero lo de los bordes de nuestras pizzas caseras se soluciona en un momento tirando de queso provolone.

Tan sencillo como añadir tiras de provolone en el borde de la masa y enrollarla para que este quede en su interior. De este modo, los bordes que mucha gente termina dejándose se convertirán en la principal atracción de tus pizzas, ya que al morderlos… ¡vendrán con una sorpresa muy agradable!

Queso Provolone en pizzas

queso provolone en pizza

Además de dentro de los bordes, el queso provolone en pizzas es perfecto también como sustituto de cualquier otro tipo de queso, ¡o como acompañante estrella!

Por ejemplo, puede ser uno de los quesos perfectos para una pizza 4 quesos, o la quinta elección si prefieres una pizza 8 quesos. Pero gracias a su sabor suave también puede utilizarse en vez de la mozzarella o de cualquier otro queso, por ejemplo en una pizza tonno, con atún, en una pizza funghi con champiñones o incluso en una pizza con pepperoni. Si le das una oportunidad, el queso provolone en pizzas se convertirá en tu nuevo vicio.

Salsa de queso provolone en pasta

queso provolone en pasta

Además de como entrante perfecto y como un ingrediente más para la pizza, el queso provolone en pasta también es una opción magnífica para darle un toque distinto a esto otro plato tan típico de Italia. De hecho, la salsa de provolone y nueces en la pasta es un auténtico clásico que no podría estar más rico.

Lo único que necesitamos es un poco de nata líquida para cocinar con la que poder fundir mejor el queso provolone y añadir lo que se nos ocurra. El queso provolone en la pasta va genial con otros frutos secos como los pistachos o los anacardos, o con algún queso más a la hora de disfrutar de un plato de pasta 4 quesos con provolone. El único secreto es que el queso provolone quede bien derretido… ¡y que la pasta esté siempre al dente!

Formas rápidas y sencillas de cocinar queso provolone

Ya hemos comentado lo sencilla que es la receta del queso provolone al horno, pero sabemos que no siempre se dispone de un horno en el que cocinar. O que no apetece nada ponerlo para tenerlo más tiempo precalentando que cocinando. Sin embargo, lo cierto es que el queso provolone es tan tierno que no es necesario utilizar el horno para que quede perfectamente bien cocinado.

Por eso vamos a dejarte hasta cuatro variantes de la receta del queso provolone para que disfrutes de esta gozada para los sentidos sin necesidad de horno!

Variante 1: Queso Provolone a la plancha

Esta receta de queso provolone a la plancha es tan fácil de hacer como poner una plancha al fuego. Al ser tan graso, no necesitará aceite debajo, bastará con poner el queso en la sartén o en la plancha si es que disponemos de una y esperar a que se derrita un poco. Ese será el momento perfecto para añadir las hierbas aromáticas y que se integren de maravilla con nuestro queso provolone.

Una vez quede bien derretido, llegará el momento de arrancar el queso provolone de la superficie caliente con una espátula de madera y emplatarlo para servir. Eso sí, antes de llevarlo a la mesa os aconsejamos que añadáis un chorrito de aceite de oliva virgen extra por encima y, si os apetece, unas escamas de sal y un poco de pimienta recién molida por encima. ¡Insuperable!

Variante 2: Queso Provolone al microondas

Sin duda alguna, esta receta de queso provolone al microondas es la más rápida y cómoda que podéis ejecutar para disfrutar de este mágico sabor de forma sencilla y, por qué no decirlo, lo más limpia posible. Ya elijamos la receta de queso provolone con tomate o sin él (están las dos un poco más arriba), lo único que necesitaremos será seguir paso a paso la receta de queso provolone al horno.

Eso sí, una vez llegado el momento de introducir nuestro plato al microondas, tocará seleccionar la modalidad de grill de este pequeño electrodoméstico, meter el queso provolone y programar nuestro plato entre 8 y 10 minutos. Si es la primera vez que cocinamos queso provolone al microondas lo mejor es que optemos por 8 minutos y que vayamos añadiendo minuto a minuto en caso de ser necesario. Lo bueno es que, una vez sepamos el tiempo exacto que necesita, ya sabremos cuánto tiempo necesita para la próxima ocasión.

Variante 3: Queso Provolone en sartén

queso provolone a la sarten

La receta del queso provolone en sartén es exactamente igual que la receta del queso provolone a la plancha, solo que resulta ideal cuando no se dispone de este elemento en casa. Así, ya tengamos hornilla de gas o vitrocerámica, siempre podremos disfrutar de este maravilloso bocado del país vecino.

Al igual que ocurre con la receta del queso provolone al microondas, podremos hacer nuestro queso provolone en sartén tanto con tomate como sin él, ¡estará delicioso de cualquiera de las maneras!

Variante 4: Queso Provolone a la parrilla

queso provolone a la parrilla

El sabor del carbón le da un toque a cualquier tipo de alimento, no únicamente a las carnes. Los pescados y las verduras quedan fetén a la parrilla, ¡y lo mismo ocurre con la receta del queso provolone a la parrilla! Eso sí, conviene andarse con cuidado, ya que en esta ocasión podemos quedarnos sin queso si no estamos pendientes y dejamos que se derrita.

Lo mejor es utilizar una piedra como las que se utilizan para hacer las pizzas a la parrilla, de ese modo nos aseguraremos de que disfrutamos de todo el producto y no perdemos nada por el camino. Eso sí, siempre que podamos, conviene usar una tapadera para que el medallón de provolone quede bien derretido, ¡no habéis probado una cosa igual!

¿Es el queso provolone pasteurizado?

es el queso provolone pasteurizado

En principio, a pesar de que su aspecto y su color blanquecino podría sugerir que el queso provolone no está pasteurizado, lo cierto es que sí que lo está. Esto significa que comerlo es totalmente seguro, aunque lo cierto es que conviene comprobar siempre si el queso provolone está pasteurizado o no.

Cada vez existen más marcas distintas de queso provolone en el mercado y no todas actúan igual. De ahí que, como dice el dicho, más valga ‘prevenir que curar’ tanto con el queso provolone como con cualquier otro alimentos supuestamente pasteurizado.

Se puede tomar queso provolone durante el embarazo

Al estar pasteurizado, el queso provolone resulta perfectamente apto para su consumo por parte de las mujeres embarazadas. Los alimentos no pasteurizados pueden provocar daños en el feto aunque la madre no sienta ningún tipo de síntoma de enfermedad, de ahí que en el apartado anterior os hayamos aconsejado aseguraros siempre de la pasteurización de todo alimento lácteo que vaya a consumirse, antes de hacerlo.

Aún así, lo normal es que el queso provolone y el embarazo se lleven bastante bien. Una grandísima noticia esto de no tener que echar de menos un alimento tan delicioso como el queso provolone, ¡ya tenemos suficiente con el jamón serrano y los quesos azules!

Calorías del queso provolone

calorías del queso provolone

Lo cierto es que el hecho de estar constituido por grasa en cerca de la mitad de su composición convierte al queso provolone en una auténtica bomba calórica. Eso sí, basta con saber que las calorías del queso provolone serán un capricho puntual y que no debe ser un alimento que se consuma a diario, ni siquiera semanalmente.

100 gramos de queso provolone contienen en torno a 350 calorías, una auténtica barbaridad si las comparamos con las 42 calorías de la leche entera. O si tenemos en cuenta que, por lo general, los medallones de provolone que podemos encontrar en el supermercado son de en torno a 200 gramos, ¡más de 700 calorías en un simple aperitivo!

Eso sí, si tenemos en cuenta que las calorías de una loncha de queso provolone serían a repartir entre 4 o 6 personas, y que su consumo será bastante esporádico, no creemos que haya ningún tipo de problema en darnos el gusto de vez en cuando, ¿verdad? ¡Al día siguiente preparamos una sopa fría de pepino y yogur y listo!

Ahora que os hemos dejado las principales variantes de la receta del queso provolone, lo único que os queda es encontrar uno de calidad en vuestro supermercado de cabecera o tienda especializada y disfrutar como es debido. Como consejo premium, si las hierbas aromáticas son frescas, el resultado será aún mejor. Haced todo lo posible por obtener productos de calidad, ¡es la mejor garantía de que el resultado será de auténtica categoría!