Compra inteligente: ahorrar al máximo en tu día a día

Compra inteligente: ahorrar al máximo en tu día a día

0
Hemos estado estudiando, y te ofrecemos las claves de ahorro para que este año puedas disfrutar sin estrés, ¡te sabrás todos los trucos!

En las cosas de casa, en la compra, o cuando salgas a darte un capricho, contrata y compra de forma inteligente y te sentirás mucho mejor. A nosotras nos pasa: has comprado algo y luego lo ves más barato en otra tienda, o tu nuevo bolso sale a rebaja una semana más tarde a un 30% menos de lo que lo compraste. Igual que fastidia cuando compras caro, satisface hacerlo a mejor precio. ¡Mira cómo!

En casa

El universo de la ENERGÍA
Llega la factura y te quedas con la boca abierta: “¿pero cómo hemos gastado tanto?”. Si quieres ponerle remedio a la siguiente factura desorbitada, empieza por revisar la potencia que tenéis contratada, a lo mejor es superior a la que realmente necesitáis, y bajarla puede ser una solución inteligente. Tanto en el contrato como en cualquier factura aparece la potencia que tienes contratada en kW, para saber si es la adecuada, sigue estos pasos:

  • Suma la potencia (kW) de todos los electrodomésticos de mayor potencia que vayan a funcionar normalmente al mismo tiempo.
  • Añade un margen de 1kW para iluminación y pequeños electrodomésticos.
  • Cuando tengas el total, elige el escalón superior más próximo de las potencias normalizadas que se pueden contratar.

Cuando te toque renovar electrodomésticos y bombillas, no lo dudes, cámbiate a los de bajo consumo. Es un clásico que no falla. Los electrodomésticos A+++ son los que menos consumen, y en bombillas, el tipo más recomendado es el LED. A parte hay un millón de consejos para ahorrar energía en casa, al final de este artículo te dirigimos a uno específico sobre ellos.

La calefacción
¿Sabías que cada grado que se sube la calefacción representa un 7% de consumo añadido? Pues sí, nosotras te recomendamos que mientras no estés en casa y durante la noche, mantengas una temperatura “aceptable” de 15º, nunca más de 17º, y que cuando estés, no la subas más allá de 20º o 21º. No la apagues, el coste de calentar una habitación fría es superior al de mantenerla a una temperatura constante. Si puedes, aprovéchate de los planes renove de ayudas para sustituir las ventanas antiguas por otras más aislantes, ¡tener unos buenos cerramientos puede cambiar mucho tu factura! Y también tener unas buenas cortinas y alguna alfombra.

Nos vamos a la compra

  • Para empezar, hazte todas las tarjetas de fidelización gratuitas que puedas: casi siempre te dan algún descuento o ventaja, y no sientas mal por comprar en cuatro supermercados diferentes: todas lo hacemos y no es ningún secreto que este tiene aquello más barato y del otro me gusta las carnes y la pastelería.
  • Compara. Hay diferencias considerables por productos según el establecimiento, y diferentes ofertas. Con buen ojo puedes llegar a ahorrar un 30%.
  • Haz una lista previa, ten claro qué productos necesitas y cíñete a ellos. Es normal que luego surjan también compras espontáneas, pero no te desmadres: mira bien los precios y si te compensa.
  • En relación a la comida elige productos frescos de temporada y no descartes el consumo de marcas blancas en conservas o productos lácteos, ¡las hay deliciosas! Mira siempre la fecha de caducidad.
  • Cuando elijas tus artículos de limpieza, sé fría y apuesta por productos inteligentes y eficaces. A veces, pagar un poco más compensa porque también cunde mucho más. Buenos ejemplos de esto con los que todas estamos de acuerdo son Fairy, Ariel, Don Limpio y Ambi Pur, sus fórmulas son diferentes, mucho más poderosas y eficaces que las de otros productos diseñados para el mismo fin, porque son fruto de años de investigación e innovación imparable. Para nosotras son nuestros productos Valor Seguro, porque sabemos que comprándolos nos aseguramos un buen resultado y ninguna sorpresa desagradable, además, no hay que olvidar que cuando se trata de ciertas compras, lo barato sale caro, y seguro que tú misma ya lo has comprobado en alguna ocasión.
  • Mira la letra pequeña y comprueba la cantidad de producto que hay en el interior del envase, no elijas solo por el tamaño.
  • Ojo con las ofertas 2x1 y 3x2, tienes que pensar si realmente necesitas llevarte más de un artículo y si el precio compensa.
  • Ve con tus cupones, siempre. No lo dejes para otro día, imprímetelos y llévalos en el bolso, a la hora de pagar comprobarás cómo tu cuenta disminuye considerablemente.

Y para lo demás…

  • Ojo con los gastos de farmacia: ten en cuenta que hay medicamentos de idéntica composición, pero con precios muy distintos según las marcas.
  • Estate atenta siempre a las ofertas y promociones online, sobre todo en los restaurantes, los espectáculos y las compras de moda, cada vez hay más descuentos por Internet que puedes aprovechar.
  • Restringe el uso de las tarjetas de crédito y compras a plazos. No siempre son buenas… favorecen el derroche y suponen intereses.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Esperamos que sí! Dale me gusta o déjanos un comentario. Tal vez quieras leer más sobre Cómo organizo mis cuponesTrucos para ahorrar energía en casa.

 

0
c97d9999a66b428498e5725265212d98
Cupones
€ 0.50
de descuento en la compra de cualquier Don Limpio Líquido

Quieres escribir un comentario?