HITOS ADOLESCENTES: EL DESAMOR

Familia
21/09/2021

Romper con alguien nunca es fácil, a ninguna edad lo es, pero para un adolescente una ruptura puede ser un auténtico drama, algo similar al “fin del mundo”. Aquí vamos a dejaros algunos consejos para el desamor adolescente y cómo apoyarle ahora que lo necesita. Así, como madre, o padre, estés ahí de la mejor forma posible.

Conecta con tu hijo/a y ofrécele consejos para el desamor

En la adolescencia, nuestros hijos tienden a separarse de nosotros, llevando por norma general una vida mucho más independiente que cuando eran niños. Ya no nos llaman cuando algo les duele para que les demos un beso que lo cure, y menos si lo que está herido es su corazón. Sin embargo, te darás cuenta de que le pasa algo cuando tienda a pasar más tiempo en casa, refugiándose en la comodidad familiar con el deseo de evitar a su "ex" y sentirse arropado. Si tienes una buena relación con tu hijo podrás hablar con él o ella tranquilamente de lo que le pasa, pero si rara vez discutís asuntos del corazón, aquí te contamos algunas cosas a tener en cuenta con el desamor adolescente.

"Estar ahí" de corazón

Nunca es divertido cuando alguien rompe contigo, pero a menudo tampoco lo es para la persona que termina la relación, especialmente si la causa de ello es la incertidumbre acerca de los sentimientos de la otra persona. (¿No hemos vivido esto nosotros en un momento u otro?) Ten esto en cuenta, cualquiera que sea el caso de tu hijo, estará resultando difícil para él.

No es tu drama, pero es muy importante para tu hijo/a

Comprende y compadece, sé simpático con ella o con él, haz suyos tus oídos y ofrécele palabras tranquilizadoras y de apoyo cuando sea necesario, pero no caigas en su dramatismo: no hay necesidad de parecer tan devastada o afectada como ella o él. Si has llegado a conocer al ex, no hagas un mundo de lo que tú también puedas sentir, sé discreto y honesto, pero no digas cosas como, “mejor, nunca me gustó”, o “qué lastima, era tan encantadora”, no arreglaremos nada así... Este es, quizás, uno de los consejos para el desamor más importante que te ofrecemos, ya que tu opinión puede generar más presión sobre tu hijo/a.

No subestimes la angustia de tu hijo

Para ti es tan sencillo como pensar "hay otros peces en el mar", pero no se lo digas. Vuelve a tus años de adolescencia e imagina los alti-bajos que estará sintiendo. Aunque tu hijo no quiera hablar, tú debes saber escuchar, porque tarde o temprano te acabará contando algo. No te apresures a ofrecer una gran cantidad de soluciones y tratar de arreglar las cosas. En vez de eso puedes contarle tus propias experiencias, no es necesario entrar en muchos detalles, pero recordando tus propios días de adolescente y las rupturas que viviste le transmitirás el hecho de que entiendes por lo que está pasando. Asimismo, si vosotros estáis divorciados trata de asegurarle que no todas las relaciones terminan mal, y que a veces es posible mantener una amistad aunque ya no haya amor.

Quédate cerca

Permítele que se vaya a  su habitación, por supuesto, pero asegurándote de que está comiendo bien y de que poco a poco empieza a recuperarse, a salir con sus compañeros, a hacer deporte, realizar actividad física, etc. Al igual que las burlas de los hermanos mayores no era aceptables en la infancia, tampoco lo son ahora. Su experiencia no debe convertirse en una broma con el fin de aligerar el ambiente del hogar, en ningún caso, los corazones rotos se curan con cariño.

Ayúdale a mirar hacia delante

Fomenta las cosas buenas de su vida y recuérdaselas. Podéis hacer algo juntos que a los dos os guste, un viaje, una tarde de compras, ir a un partido de fútbol o ir a su restaurante favorito a cenar. Sufrir desamor en la adolescencia es algo normal por lo que todos hemos pasado. Por ello, es importante que le recuerdes todo lo bueno que hay más allá de su situación actual y que sea capaz de pensar en otros aspectos, fuera de su mala situación actual.

Está alerta

No importa el tiempo que hayan estado saliendo, o que parezca recuperarse perfectamente, una ruptura puede afectar mucho a algunas personas. Sé consciente de la posibilidad de depresión en la adolescencia, y si se convierte en una preocupación, habla con su médico de cabecera acerca de los recursos que puedan ayudaros a que se recupere. Incluso si tu hijo es completamente incapaz de hablar contigo  acerca de sus problemas, recuérdale periódicamente que te importan: deja la puerta abierta para que te pregunte cuando sea necesario.

¿Preparada para aplicar nuestros consejos para el desamor en la adolescencia?

Desde Próxima a Ti te animamos a aplicar estos consejos, bien sea todos o algunos pocos, pero siempre paso a paso. Recuerda que estás para ayudar, y no para ser intrusiva o que te considere molesta. Asimismo, te animamos a dejarnos tu opinión y algún consejo que tengas y que creas que pueda funcionar. Entre todas podremos ayudarnos para que nuestros hijos superen el desamor en la adolescencia y aprendan de esta situación.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Esperamos que sí! Dale me gusta o déjanos un comentario. Si quieres saber más sobre cómo ayudar a tus hijos/as y a tu familia, no dudes en entrar a nuestra sección de Consejos para el día a día en familia.