¿Cómo vives tú la Navidad?

DesktopImage
0
Entre las carreras para comprar todos los regalos de Navidad y la preparación de las cenas familiares, las quedadas, las vacaciones de los niños y la decoración… la Navidad es definitivamente un momento mágico, pero también “complicado” de manejar. Ponte a prueba y descubre cuál es tu actitud frente a la Navidad.

La Navidad no es Navidad sin…

a. El árbol, los regalos, los mazapanes y la familia.

b. Ese espíritu de solidaridad y ternura que lo llena todo. ¡Me encanta la mágica Navidad!

c. Vivir con un poco de estrés y colas interminables en las tiendas.

 

En Navidad, prefieres regalar…

a. El detalle perfecto, elegido al gusto de quien va destinado.

b. Un bono-regalo, o en su defecto, algo útil, ¡me encantan los regalos prácticos!

c. Ni idea… decido cada regalo sobre la marcha y según lo que vea en las tiendas.

 

Cuando se trata de regalar a tus hijos:

a. Siempre sigo las indicaciones de la carta que escriben a Papa Noel y a los Reyes Magos.

b. Elijo un regalo educativo, sin lugar a dudas.

c. Lo escojo junto al niño en cuestión para no perder el tiempo…

 

Es hora de decorar la casa para las fiestas, ¿qué estilo vas a elegir?

a. A la manera tradicional, con espumillones y bolas, lazos y muchas velas. ¡Cada año compro un adorno nuevo para crear un ambiente perfecto!

b. Me gusta la decoración sencilla: reciclada o hecha a mano.

c. Puf… madre mía, ¡a saber dónde están ahora todos los adornos!

 

Solo quedan unos días para Navidad y ...

a. Ya tienes todos los regalos preparados, has hecho carteles para que tus invitados sepan donde tienen que sentarse y ya tienes pensado (y medio preparado) el menú de Navidad.

b. Confías en prepararlo todo en estos días que quedan, ¡hasta ahora no te ha dado tiempo a hacer nada!

c. Hay tiempo: ¡todavía falta un montón!

 

Lo que más te relaja en los días navideños es…

a. Comer, cenar y celebrar con toda la familia.

b. Tener más tiempo para ti.

c. Escaparte a las montañas con quien te apetezca.

 

Cuando se terminan las fiestas… ¿cómo te sientes?

a. Vacía, no veo el momento de que lleguen ya las Navidades del año que viene.

b. Con las pilas cargadas, ¡lista para lidiar con los compromisos de cada día!

c. Muy, muy, pero que muy aliviada.

 

 

Mayoría de A: La Navidad es magia para ti

Desde comprar y envolver los regalos, a organizar las luces de los árboles, llenar la agenda de eventos con toda la familia y amigos, hasta esperar despierta a Papá Noel con los niños: este período representa un momento mágico y significa mucho para ti, por eso respetas y sigues todas las tradiciones.

Desde finales de noviembre probablemente ya andas preparando la Navidad, sacando la decoración (que por supuesto está bien organizada y guardada) y pensando en transmitirle a todo el mundo lo bonita que es la magia de esta época, compartiendo planes e ideas con los que te importan.

Nuestro consejo: no te olvides de recordar todos los momentos (haz muchas fotos) y divertirte con las cosas cotidianas, por ejemplo: cocinando un plato que te encanta.

¿Qué tal un crep de nutella de postre?

 

Mayoría de B: Prácticamente perfecta en todo (incluso en Navidad)

Siempre estás corriendo, ocupada entre el trabajo y el hogar, pero consideras la Navidad como un momento especial para tener más tiempo para ti y para los tuyos, para relajarte con tus seres queridos.

El tiempo no juega mucho a tu favor, pero has aprendido a organizar y confiar en ti misma y en tus soluciones prácticas. ¡Nadie mejor que tú sabe cómo ahorrar tiempo y dinero sin sacrificar la diversión y el placer!

¿Quieres un truco para ahorrarte un poco de estrés? Hay alimentos que te ayudarán a combatirlo, como el té verde, los arándanos, las espinacas, la leche, las almendras, el salmón, el chocolate negro y el arroz.

 

Mayoría de C: Pesadilla en plena Navidad

Para ti es… un suplicio, en pocas palabras. Los regalos, las reuniones familiares, las colas en las tiendas: esperas que sean una pesadilla de la que despertarte lo antes posible.

Para Navidad, el único regalo que querrías es un asistente que te ayude a sobrevivir al estrés festivo. ¡Sientes que las vacaciones son más un deber que una alegría!

Nuestro consejo: En ausencia de una varita mágica… practica yoga, pilates y alguna técnica de relajación y o meditación. Te ayudará a eliminar la ansiedad, el estrés y el “exceso de vacaciones”. ¡Así a lo mejor puedes hacer las paces con el espíritu navideño!

0

Quieres escribir un comentario?