La dieta invierno mediterránea y cómo seguirla en invierno

Bienestar
25/03/2022

La dieta mediterránea nos hace pensar en frutas y verdura, en color… ¡en verano! Pero ojo: también se puede seguir en invierno respetando unas reglas básicas de temporada. ¿Cómo puedo seguir una dieta de invierno sana, equilibrada y deliciosa en los fríos días del invierno?

¡Aprende a sacarle partido a nuestra dieta más reconocida internacionalmente!

Cómo llevar una dieta de invierno mediterránea

Ya no es una novedad, la dieta mediterránea se ha catalogado como una de las dietas más saludables del mundo, ya que proporciona al cuerpo una cantidad equilibrada de nutrientes esenciales y es baja en grasa y sal. Cuando llega el verano, seguir esta dieta es más una rutina natural que otra cosa… pero cuando se acerca el invierno, el frío nos hace inclinarnos hacia alimentos mucho más pesados (y potencialmente más grasos) que aportan más energía para pasar la temporada.

Pero no te dejes engañar: la dieta de invierno también ofrece muchos productos buenos y sanos que forman parte de la dieta mediterránea, y que además se pueden preparar de una forma sencilla evitando condimentos excesivos. Vamos a intentar tenerlos en mente, verás cómo poco a poco los irás eligiendo al hacer la compra de forma natural.

Verduras para las dietas de invierno

Las verduras de hoja verde son ricas en minerales y fibra, y además muy fáciles de encontrar durante toda la temporada. Espinacas, acelgas, hojas de nabo… en el supermercado podemos disfrutar de una gran variedad para elegir cada día. Incluso podemos decantarnos por las verduras congeladas, ya que se conservan bastante bien. Eso sí, no abuses de ellas en tu dieta de invierno, porque en ocasiones pueden contener cantidades demasiado altas de sal.

Usa coles para tus comidas de invierno y reduce abdomen

La temporada de invierno nos regala todos los integrantes de la familia de la col; como el brócoli, la col, las coles de Bruselas y la coliflor. Tienen una función anticancerígena importante y se prestan a una increíble variedad de recetas para tu dieta de invierno, tanto para primeros platos y entrantes, como para plato principal.

Emplea legumbres en tu dieta mediterránea

Sabemos que comer demasiada carne no es un hábito especialmente saludable. Por lo tanto, ¡vamos a aprovecharnos de las ventajas de las muchas variedades de legumbres que hay en el mercado! Estas proporcionan todas las proteínas que necesitamos, pero sin añadir grasa. Si quieres probar con un toque algo más original, lee el artículo reinventa las legumbres.

Por qué tomar naranjas y mandarinas en tu dieta invernal

En invierno, ellas son las reinas indiscutibles del departamento de la fruta. Son una increíble fuente de vitamina C, minerales y nutrientes, por eso deben ser imprescindibles en tu dieta de invierno. ¡Y además están buenísimas!

¿Quieres saber más sobre las verduras de la temporada invernal? Entonces no puedes dejar de leer este artículo verduras saludables para el invierno. También puedes dejarnos un comentario, ¡estamos deseando saber qué opinas! Echa un vistazo a otras recetas, y regístrate.