Cómo atraer aves a tu jardín

CÓMO ATRAER AVES A TU JARDÍN

¿Te gustaría atraer a las aves del vecindario para que se vinieran a vivir a tu jardín? ¡Así podrías disfrutar de su canto durante todo el día! Si estás decidido a hacerlo, la clave es crear un hábitat natural para ellos, ¡te contamos cómo!


Los amantes de los pájaros sueñan con tener el jardín perfecto donde sus amigos emplumados puedan establecer su hogar, hoy te contamos cómo crear el paraíso para una gran variedad de aves, proporcionándoles alimentos, agua y refugio.

Plantas para aves

Si aumentas el número de plantas autóctonas en tu jardín, atraerás más aves a él. Los pájaros prefieren los alimentos que se encuentran de forma natural en su entorno, les gusta la variedad y si cambias de vez en cuando algunas de las especies de tu jardín no se van a molestar. Eso sí: no tienes que cavar todo y empezar de cero: más bien, conserva las plantas que ya tienes y echa un vistazo a las plantas autóctonas que hay en el vivero: podrías encontrar la variedad perfecta para contar con un nuevo visitante en tu jardín.

¿Qué clase de pájaro come qué?

Las aves que comen semillas disfrutan con las hierbas silvestres, así que deja crecer salvajes a estas especies y verás cómo los pajarillos se sienten como en casa. Las aves insectívoras cazan a sus presas en los árboles y en los suelos, se comerán las orugas y los bichitos que pueblen tu jardín. No recojas todas las hojas que se caen, ni todas las flores marchitas, puede que a algunas especies les gusten. Puedes plantar jazmín de cielo, geranios salvajes o arbustos de lavanda, ¡atraerán mariposas! El peral silvestre también es una buena opción.

Hay otras especies de aves que se alimentan de néctar, para ellos, los aloes, proteas, el acerico, los limpiatubos, la dagga salvaje o la madreselva del cabo son excelentes opciones. Por otra parte, los más frugívoros estarán encantados si dispones de una higuera… Pero si la tienes y no quieres que la colonicen, puedes plantarles un espino de fuego, un latonero (Celtis africana), fucsias salvajes (Halleria elliptica) o un karee (Searsia lancea), todos ellos darán frutos y bayas que distraerán a las aves de tu higuera.

Comederos

Los comederos son una forma fácil de asegurar que las aves visitarán tu jardín en lugar del de tu vecino. Hay muchos en el mercado, pero no tienes por qué comprarlo, ¡es fácil de hacer! Y además, tener más de uno es una buena idea: si bien a los gorriones y a las palomas no les importa comer cerca de casa, los petirrojos prefieren estar un poquito más aislados. El pan rallado en septiembre y octubre, y el alpiste, siempre funcionan. Los más frugívoros darán buena cuenta de la fruta “demasiado” madura: manzanas en mitades, naranjas e incluso trozos de plátano, ¡disponlos como quieras! Por otra parte, un bebedero con agua on un poco de azúcar atraerá a pájaros sol.

Sugerencias del experto

Es recomendable que no les pongas comida ni agua todos los días, porque si no se harán dependientes de esta. Eso sí, asegúrate de que los comederos y bebederos están llenos los fines de semana, que es cuando probablemente tendrás tiempo para sentarte y disfrutar viéndolos volar y escuchando su canto.

El baño

La comida y el refugio no son las únicas cosas que atraen a los pájaros a un jardín: un lugar para bañarse y el agua potable también son esenciales y, si quieres atraer a una gran variedad de aves, necesitará más de un baño para los pájaro. Para los más extrovertidos, un baño colocado en alto, donde puedas verlos chapotear, es ideal. Las especies más tímidas preferirán bañarse en una parte más tupida del jardín. Ninguno de ellos debe tener más de 2 cm de profundidad, y puedes añadir una piedra o dos para que sea más fácil para las aves entrar y salir. Mantén el agua limpia para que puedan beber de ella también, y asegúrate de que siempre está lleno.

¿Sabías que a muchas también les gusta darse baños de arena? Si dejas una zona para tal fin les va a encantar.

Instinto de anidación

Si quieres que tus huéspedes se conviertan en residentes permanentes, puedes prepararles lugares de anidación. Un jardín con un montón de árboles es más que suficiente para algunas especies, pero no a todos les gusta tener el nido en lo alto. Los pájaros carpinteros prefieren un árbol muerto o un tocón de árbol, mientras que otras aves se sienten en casa entre las hierbas silvestres. Una caja-nido limpia en un soporte, o fijada a un tronco de árbol, es otra opción.

Control de insectos

¿Qué plaga crees que le gustará más para cenar a tus huéspedes-pájaros? Lo que para ti es una molestia, para ellos puede ser una cena gourmet. Por eso mismo debes tener cuidado con los insecticidas y el uso de productos químicos en el jardín, ya que privarás a las aves insectívoras de una comida completa. Ellas mismas son una alternativa al exterminio, las aves pueden sorprenderte a la hora de controlar de forma natural la cantidad de insectos de tu jardín.

Si la pulverización es absolutamente inevitable, cuida de evitar los alrededores de nidos y fuentes de alimentos como las flores y las bayas. Las aves son particularmente vulnerables durante la temporada de cría en primavera, así que lo mejor es utilizar métodos orgánicos para controlar las plagas en esta época del año.

Consejo del experto

Cuenta las especies de aves que visitan tu jardín antes de iniciar la atracción de otros. Dos o tres meses después de colocar un bebedero, zona de baño o nido, vuelve a “censar” 'para ver el éxito de tu campaña.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Esperamos que sí! Dale me gusta o déjanos un comentario. Tal vez quieras leer más sobre Un día en los bosques o Comunicación entre padres y adolescentes .

Registration

¡Únete a Próxima a ti y consigue ventajas exclusivas!

Regístrate por aquí

Confirma tu información personal

Para finalizar el proceso, por favor completa la siguiente información

:D
:D

:D

Embajadora
SC19922363304