¿A qué huelen tus días?

¿A QUÉ HUELEN TUS DÍAS?

¿Te has dado cuenta de la presencia y la influencia de los olores en nuestra rutina diaria? Expresiones como “huele a desayuno” o “huele a verano” lo dejan patente. A lo largo del día recogemos datos olfativos que asociamos a momentos o emociones; descubre algunos de ellos y adéntrate en el mundo de los aromas.


¿Quieres conocer el poder de los aromas que percibimos durante todo el día? ¡Adelante, te vas a sorprender seguro!

¿Te has parado a pensar alguna vez que el comportamiento de la mayoría de los animales está controlado en gran medida por los olores? Dependen de ellos para localizar su comida, reconocer caminos y territorios, para encontrar a los suyos… Nosotros, al desvincular nuestra vida y supervivencia del mundo animal y civilizarnos, hemos disminuido el poder del sentido del olfato, pero aún así, los olores continúan ejerciendo una influencia potente en nuestro organismo.

Un perfume, el olor del jabón o de la lluvia pueden evocar instantáneamente escenas y momentos que incluso no éramos conscientes de recordar. Nuestro día a día está lleno de pequeñas fragancias que “son” lugares, experiencias, situaciones y personas que nos han marcado de alguna manera, ¡como estos!

El olor del café recién hecho por la mañana… porque para muchos es el despertar de cada día, un pequeño placer antes de comenzar la jornada. Relacionamos su aroma con nuestra actividad diaria, y su poder es tan fuerte que, cuando entra por nuestras fosas nasales, despierta nuestro cuerpo como si ya lo estuviésemos ingiriendo. ¡Por eso su olor es tan importante para algunos!

La hierba recién cortada en el parque nos pone en contacto directo con la naturaleza. Es un olor que nos llena de energía y nos reconcilia con nuestro planeta, haciéndonos respirar profundamente. También nos relaja, nos da tranquilidad, refresca cuerpo y mente y favorece la creatividad.

El chocolate de la merienda. El olor al chocolate recién hecho produce una mayor salivación y sensación de hambre, por eso muchas las tiendas de comestibles utilizan este aroma en sus establecimientos, ya que así incentivan la compra. Además, su dulzura envolvente nos pone de buen humor y estamos más receptivos.

Las palomitas en el cine. Es un reto prácticamente imposible ir al cine, oler esa deliciosa mezcla de mantequilla y sal y no caer en la tentación de comprar palomitas. ¡Cuesta mucho resistirse al aroma que desprenden! Inevitablemente hoy lo relacionamos con tiempo de ocio en buena compañía y con una buena película, ¡por supuesto! Pero… ¿sabes que la costumbre de comer palomitas en el cine lleva en auge casi 100 años? ¡Empezó en América en los años 30!

Las sábanas limpias. Cuando nos vamos a descansar, necesitamos que nuestro olfato desconecte con aromas suaves, relajantes que nos ayuden a conciliar el sueño. Por eso, el olor del algodón o de la lavanda nos transportan al descanso con mayor facilidad. Ya hace años, nuestras abuelas colocaban una ramita de lavanda debajo de la almohada para conciliar el sueño, ¡eran las más sabias!

El olor que tú prefieras. Imagina disfrutar de la fragancia que más te guste en cualquier momento en tu propia casa y dejarte envolver por ella. Ahora es posible gracias a los ambientadores del hogar que nos regalan esencias frescas y naturales día tras día.

Con algunos ambientadores como Ambi Pur 3Volution “Fresco Despertar” los disfrutarás de forma continua durante todo el día porque combinan tres fragancias alternativas. ¿Qué te parece? Para nosotras es una forma fácil y práctica de darle a tu casa un toque de frescura y ligereza. Además, nos encanta Ambi Pur porque cuenta con una amplia gama de fragancias para que des rienda suelta a tu imaginación.

Si te ha gustado este artículo, tal vez te interese Nuestro sentido más sensible.

Registration

¡Únete a Próxima a ti y consigue ventajas exclusivas!

Regístrate por aquí

Confirma tu información personal

Para finalizar el proceso, por favor completa la siguiente información

:D
:D

:D

Embajadora
SC19922363304