Un armario para todas las épocas del año

UN ARMARIO PARA TODAS LAS ÉPOCAS DEL AÑO

El tiempo cambia, y la ropa que nos ponemos también. ¿Eres de las que cree en los armarios de temporada, o preferirías tener un armario para todo el año? Aquí te ofrecemos unos consejos para resolver este problema con unos sencillos pasos.


Dirigido a las mujeres que quieren tener un armario de temporada

Empieza redactando una lista. Anota todas las prendas básicas importantes para la estación que se avecina. Ejemplo:

Tiempo frío: chubasqueros, abrigos de entretiempo, rebecas, jerséis de cuello alto, bufandas, cazadoras, medias, etcétera.

Tiempo templado: vestidos, faldas, pantalones cortos, camisetas, etcétera.

Pon todas estas prendas básicas al principio junto con la ropa de entretiempo; para el resto de las prendas, tienes diferentes opciones. Puedes guardarlas en el fondo del armario. Merece la pena dedicar tiempo a ordenar toda la ropa. Si llevas un año sin ponerte una determinada prenda, regálasela a un amigo o familiar.

Si quieres apartar la ropa que no te pones, tendrás que guardarla en otro sitio. Antes de guardar la ropa, lávala y sécala. Basta con usar Ariel para lavar la ropa y que las prendas estén más protegidas frente a polillas y mohos.

Utiliza bolsas de lona para guardar ropa debajo de la cama. Son la opción perfecta para guardar jerséis y mantas.

Utiliza bolsas para guardar ropa. Elige bolsas transparentes para saber qué contiene cada bolsa. Guarda los trajes, los vestidos de noche y los vestidos de verano de forma que no estén arrugados cuando eches mano de ellos al año siguiente.

Aprovecha al máximo el espacio vertical. Los contenedores transparentes son ideales para clasificar la ropa de forma inteligente y sencilla.

Para seguir ordenado durante toda la estación, intenta aplicar siempre la norma de "prenda dentro, prenda fuera". Si compras algo nuevo, tendrás que deshacerte de algo antiguo.

Para las mujeres que prefieren tener un armario de entretiempo

No hace falta que apartes ropa: solo tienes que pasar 45 minutos frente al armario y pensar en cómo puedes jugar con las prendas que tienes. Prenda a prenda, responde a las siguientes preguntas: ¿Puedo ponerme esta prenda con tres modelos o estilos distintos? ¿Puedo conseguir que esta prenda abrigue de más de tres maneras distintas?

Las prendas que superen esta prueba deberán estar siempre al alcance de la mano. De esta forma, también conocerás mejor el contenido de tu armario y se te ocurrirá un número infinito de combinaciones. Es un método sencillo y eficaz, como el cuidado que tienes que aplicar a tus prendas. Lávalas con Ariel y tenlas siempre listas, haga frío o calor.

Registration

¡Únete a Próxima a ti y consigue ventajas exclusivas!

Regístrate por aquí

  Regístrate para publicar un comentario

:D
:D

:D

Embajadora
SC1992