No tengas miedo a la ropa blanca

NO TENGAS MIEDO A LA ROPA BLANCA

Sencillo, ligero, atemporal y eterno: el color blanco siempre ha tenido un protagonismo destacado en el mundo de la moda. Para un día normal de trabajo o para una ocasión especial, el blanco es siempre una opción adecuada que queda bien.


Aunque creas que por vestirte de blanco te resultará más fácil ir bien vestida, es importante actuar con la cabeza fría y seguir unas cuantas reglas básicas para no complicarse la vida.

Los tonos del blanco

La categoría de "blanco" abarca una amplia gama de colores: beige, crudo, marfil, blanco roto y vainilla son algunas de las variedades que se pueden catalogar como "blanco". Si se ven estas variedades una a una, no se nota la diferencia, pero si te pones varias a la vez, resulta evidente. ¡Presta atención a los detalles! No te pongas a la vez varios tonos de blanco, ya que el color perderá su fuerza natural, que consiste precisamente en ser un color ligero y sencillo.

El blanco combinado con otros colores básicos

  • Blanco con blanco: Si te pones blanco con blanco, tienes que prestar atención al tono de blanco de las prendas. Intenta llevar siempre un único tono en tu atuendo.
  • Blanco con negro: Hoy en día, el blanco y el negro ofrecen un aspecto más informal que hace unos años, pero siguen siendo más elegantes que si se combinan con cualquier otro color. Asegúrate de que tu atuendo es adecuado para la situación, porque solo hay algo peor que ir desaliñado para una ocasión: ir demasiado arreglado.
  • Blanco con rojo/verde: una combinación perfecta para días informales, pero ¡ojo al decidir qué parte del atuendo va de blanco! Por ejemplo: tu top blanco favorito puede quedar bien con unos pantalones rojos o verdes, caer perfectamente sobre la cintura pero... a lo mejor no queda bien como conjunto. Si optas por ponerte unos pantalones blancos, intenta evitar los tejidos que transparenten.

Trucos para la colada

Evita mezclar la ropa blanca con prendas de otros colores. Para que el blanco quede resplandeciente, trátalo con suavidad y cuídalo a fondo. Es más, si tienes prendas de encaje o seda, intenta lavarlas dentro de una red que salvaguarde su calidad y su tejido. Puedes seguir estas sencillas técnicas para evitar que tus prendas blancas acaben amarillentas.

El blanco requiere cuidados

Las prendas blancas se ensucian más, y una mancha pequeñita puede arruinar la prenda. Si tomas el sol a menudo, la piel bronceada podría dejar marcas en la ropa, igual que si te equivocas al elegir desodorante. Cuando te vistas de blanco, cuida de tus prendas con especial atención.

Los pequeños detalles cuentan.

Quita siempre las etiquetas de las prendas blancas porque al final acaban llamando la atención, particularmente si el tejido es muy fino o tiene algo de transparencia. La verdad es que pueden quitarle mucho encanto a la prenda.

Un conjunto blanco denota el gusto refinado de quien lo lleva: dice de ti que eres sensible para escoger cuidadosamente la ropa y sugiere que te importa el estilo, pero sin obsesionarte. El blanco es un color potente y las prendas blancas requieren una atención especial. Ya verás cómo merecerá la pena. Si utilizas Ariel para eliminación de manchas tenaces, nunca habrás visto un blanco más impecable.

Registration

¡Únete a Próxima a ti y consigue ventajas exclusivas!

Regístrate por aquí

  Regístrate para publicar un comentario

Lavavajillas a mano

Fairy Limpieza y Cuidado

Fairy Lavavajillas

€0,65

de descuento en cualquier tienda

Limpieza increíble y ayuda a mantener tus manos suaves **

Lavavajillas a mano

Fairy Lavavajillas

Fairy Limpieza y Cuidado

Vale dto FAIRY

Para imprimir tus cupones, comprueba que tu computadora está conectada a la impresora
Ya has impreso este cupón
:D
:D

:D

Embajadora
SC1992

Lavavajillas a máquina

Fairy a Máquina

Fairy Lavavajillas

€2,00

de descuento en cualquier tienda

Nuestra mejor limpieza de restos difíciles, incluso limpia la grasa de tu lavavajillas **

Lavavajillas a máquina

Fairy Lavavajillas

Fairy Platinum

Vale dto FAIRY

Para imprimir tus cupones, comprueba que tu computadora está conectada a la impresora
Ya has impreso este cupón