GUARDARROPA: ¡CAMBIO DE ARMARIO!

GUARDARROPA: ¡CAMBIO DE ARMARIO!

Tus armarios no dan más de sí, ha llegado el momento de organizarlos y guardar la ropa de verano para dar paso a la de invierno... Tranquila, guardar la ropa de estación en perfecto estado y sin deterioros no es un imposible, nosotros te decimos cómo.


Primero y fundamental

¿Dónde vas a guardar la ropa? Elige un lugar seco, libre de cualquier indicio de humedad y calor. ¿Por qué? Pues porque estos factores atraen insectos que pueden dañar la ropa.

Lo ideal es que dispongas de unas cajas, bien de madera o de algún material traspirable, para que la ropa no coja olor. Los maleteros del armario y el espacio bajo la cama, o el canapé, son lugares perfectos para almacenarla.

Si dispones de trastero, también puedes comprarte esos armarios y fundas de tela que tanto se llevan ahora, e incluso disponerla perfectamente colgada.

Segundo y no menos importante

Es imperativo guardar todo muy limpio. Si no lo haces "porque total, cuando lo saque habré de lavarlo todo otra vez", con el paso del tiempo, las manchas se fijan e inclusive, pueden pasar de una prenda a otra. Lavar la ropa y usar un buen detergente son la clave para que tu ropa pase perfectamente su hibernación.

Nos gusta: el nuevo Ariel líquido concentrado, deja la ropa impecable y su nueva botella y arielita te facilitan el proceso.

Y tercero

Guarda la ropa sin planchar, sobre todo cuando se trate de prendas más bien claras, porque de este modo evitarás que coja ese extraño color amarillento. Además, igual que si guardas la ropa limpia y la almacenas con cuidado, no tendrás que volver a lavarla, lo que sí tendrás que hacer de un modo u otro es plancharla antes de ponértela por primera vez.

A la hora de guardar de forma definitiva, te recomendamos que "archives" tu ropa por apartados y emplees diferentes motivos o etiquetas para señalar qué guardas en dónde "bermudas en la caja azul bajo la cama", "camisas en el armario grande de tela del trastero", etc. (no estaría de más que te hicieras también una lista que te recuerde el inventario); así facilitarás su identificación, y si necesitas encontrar algo inmediatamente, lo harás.

Por último, no olvides colocar algún producto suave y que dé buen olor, además de un anti-polillas. Al llegar el próximo verano, tu ropa estará en perfectas condiciones y lista para usar.

Consejos para casos especiales

  • Las camisas, si no vas a colgarlas, debes guardarlas bien dobladas y con los botones, cierres o cremalleras cerradas, así evitarás que se deformen.
  • Las pieles, envuélvelas en papel y cúbrelas luego con una funda de tela. No uses plástico en ningún caso.
  • Las sandalias rellénalas con papel de periódico y si puede ser guárdalas emparejadas, cada par en una caja de zapatos.

Y para que esté cambio sea ordenado y no te vuelvas loca, recuerda que lo mejor es mantener el armario siempre ordenado.

Registration

¡Únete a Próxima a ti y consigue ventajas exclusivas!

Regístrate por aquí

Confirma tu información personal

Para finalizar el proceso, por favor completa la siguiente información

:D
:D

:D

Embajadora
SC19922363304