GUARDAR Y CUIDAR TUS ABRIGOS

GUARDAR Y CUIDAR TUS ABRIGOS

¿Qué hacemos con nuestros abrigos con la llegada del buen tiempo? Si te preocupa su conservación, toma nota de nuestros trucos, para que la temporada que viene se vean como nuevos.


Seguro que no es la primera vez que, después de pasar todo el verano, aparece un abrigo con manchas amarillas, algún roto o deformado completamente. Aunque parezcan resistentes, los abrigos, las parkas, los anoraks también sufren con el paso del tiempo. Por eso ahora, con el cambio de estación, tenemos que prevenir. Es el momento de alargar la vida de nuestras prendas de abrigo cuidando cómo y dónde las guardamos.

Para empezar, tenemos que tener en cuenta la limpieza

Antes de guardar cualquier prenda durante más de tres meses en el armario lo mejor es que esté en perfecto estado. Las polillas y demás bichitos que no vemos, hacen su 'agosto' en prendas que están sucias, por eso lo mejor es dividir lo que puedas lavar en seco en tintorería y lo que puedas lavar en tu lavadora.

Utiliza productos adecuados para lavar

Lava en la lavadora, los abrigos o anoraks por separado, utilizando el programa que te indique en la etiqueta. Una vez seleccionado, añade al tambor un producto que sepas que te va a dar un buen resultado. Nuestra recomendación es el Nuevo Ariel Excel Tabs.

Son unas cápsulas líquidas que contienen la dosis exacta que necesitas de detergente con la fórmula más potente de Ariel, para que con sólo una (por lavado) tengas el 100% de poder de limpieza sin malgastar detergente. Con Ariel Excel Tabs se aprovecha hasta la última gota de producto gracias a la rápida disolución de su envoltorio y su dosificación "directo al tambor".

Para los abrigos delana

Antes de que se llenen de pelusilla y de polvo, lo mejor es eliminarlo. Para ello, puedes utilizar esos rodillos con cinta adhesiva o directamente, enrollas tu mano con papel celo o cinta para embalar y vas pasándolo por todo el abrigo. Para terminar, cepíllalo bien y eliminarás todo rastro de suciedad que encuentres.
Mantener siempre fuera del alcance de los niños.

Para los abrigos de piel

Son mucho más delicados y necesitan un tratamiento especial. Para los de cuero, existen aceites y jabones especiales, que mantienen la piel como el primer día. Si tiene una mancha que no puedes eliminar, lo mejor es llevarla a la tintorería. Pero recuerda, no lo guardes nunca ni con la misma percha, ni en el plástico de la tintorería.

Las prendas de piel se deforman y por eso es necesario colgarlas en perchas más formadas y en fundas de tela. Al guardarlas en fundas de plástico no dejamos respirar a la piel y nuestro abrigo acaba estropeándose. Hazte con unas cuantas fundas de tela, pueden ser perfectas también para guardar el menaje del hogar.

Truco: Pero si lo que te preocupa son las polillas y otros bichitos, lo mejor es llenar los bolsillos de hojas de laurel y verás cómo no aparecen en toda la temporada. ¡Todo un alivio!

Con todas estas recomendaciones, tendrás tus abrigos perfectos para la temporada que viene. Recuerda que debes guardarlos en lugares oscuros y sin humedad. El armario es el lugar perfecto, pero si no tienes sitio suficiente, puedes optar por guardarlos en el trastero. ¡Así podrás hacer más sitio para las prendas del verano!

Registration

¡Únete a Próxima a ti y consigue ventajas exclusivas!

Regístrate por aquí

  Regístrate para publicar un comentario

:D
:D

:D

Embajadora
SC1992