8 IDEAS DIVERTIDAS (Y FÁCILES) PARA CELEBRAR SAN VALENTÍN

0
valentin0-1-size-detail

 

Este año te invitamos a celebrar un San Valentín más romántico y personal, uno más íntimo y económico, y que además puedes hacer desde casa. Te presentamos nuestra guía con 8 ideas bonitas y sencillas, ¡allá vamos!

Para empezar, sabemos que el día de San Valentín no tiene por qué estar enfocado siempre en la idea de “salir”. A veces, quedarse en casa (con alguna idea creativa en la manga) puede llenar vuestra noche con un romanticismo que no esperabas. Mete a los niños en la cama temprano o mándales la noche del 14 a casa de los abuelos, ¡y disfrutad de la compañía del otro!

 

sv1-790280-1-size-detail

 

Noche especial de cine

¿Recuerdas aquellas primeras veces, cuando ir al cine juntos os hacía sentir tan especiales? ¿Cuándo, el hecho de ir a ver una película con “tu chico”, te provocaba mariposas en el estómago? Recrea una de esas noches mágicas en casa: vestíos los dos para tener una cita, escoged una película juntos (¿Qué tal “Cuando Harry encontró a Sally” o el clásico “Desayuno con diamantes”?) y poned las palomitas en el microondas. Disfrutaréis de una noche de cine en primera fila desde la comodidad del hogar. Calentitos, cómodos y… solos (¡y sin tener que pagar niñera!).

 

NOTA: Como hace frío, arrebujaos al calor de la mantita. Es importante que esté suave y huela bien, ¿has probado las perlas de Lenor UNstoppables? Hay 4 fragancias diferentes, y la ropa conserva un perfume muy agradable y duradero.

sv2-362507-1-size-detail

 

Una cena diferente

Olvídate de la esclavitud frente a los fogones… ¡este año será diferente! Pide que te traigan la cena a domicilio desde tu restaurante favorito (ya todos lo hacen) y permitíos disfrutar de un menú de primera, ¡sin ensuciar la cocina ni salir de casa! ¿Qué tienes que hacer? En lugar de perder tiempo cocinando, empléalo en ponerte guapa y prepararte como lo harías para salir: con una buena ducha caliente… larga y tranquila. Ponte algo que te haga sentir guapa, súbete en tus tacones más impresionantes (recuerda, puedes quitártelos cuando quieras, estás en casa…) y siéntete la mujer tan especial que eres. Despierta el lado más romántico de la casa, prepara y decora la mesa para que sea especial y completa la escena con velas y distintos puntos de luz.

 

sv3-133934-1-size-detail

 

Tiempo de relax

Mimaos con una noche especial de spa. ¿Por qué no reservas un masaje relajante, con esencias, en casa y le das una sorpresa? O mejor, turnaos para daros un masaje el uno al otro y luego terminad con un largo baño caliente. Y para acabar, no lo dudes: ¡elige para ti un tratamiento hidratante de lujo! Verás que es el final perfecto. Prueba Olay Regenerist Crema de Día 3 Áreas, es nuestro tratamiento favorito para una experiencia de spa totalmente lujosa en casa.

 

NOTA: Y para acabar, ¡elige para ti un tratamiento hidratante de lujo! Verás que es el final perfecto. Prueba Olay Regenerist Crema de Día 3 Áreas, es nuestro tratamiento favorito para una experiencia de spa totalmente lujosa en casa.

sv4-054811-1-size-detail

 

Viaje a través del tiempo

Un viaje en el tiempo puede ser divertido, especialmente cuando el lugar al que viajas es el momento más precioso de todos: vuestra noche de bodas. Dedicad tiempo a ver las fotos de ese día tan especial, recordad los invitados, la música, la comida… Planifícate con tiempo y haz algunos de los platos que tomasteis. Busca el vino que se sirvió. Si los tienes, saca algunos de los regalos que recibisteis, o rememorad el baile con el que comenzó la fiesta. Reíos juntos recordando las anécdotas más divertidas de ese día tan especial.

 

sv4-054811-1-size-detail

sv5-759729-1-size-detail

 

Mirando las estrellas

Para los amantes de la naturaleza que se encuentren hoy entre nosotros, y sólo si es una noche clara, ésta es una manera fácil y romántica de pasar la noche de San Valentín. Poneos ropa calentita, colocad una manta y cojines en el suelo y pasad un tiempo mirando las estrellas en el jardín, terraza o balcón. Descorchad una botella de vino y hablad en susurros… aunque parezca muy típico, no hay nada más romántico. Para las almas más aventureras podéis incluso encender una pequeña hoguera y disfrutar de una noche romántica explorando el cielo nocturno. ¡No olvides pedir un deseo si veis una estrella fugaz!

 

sv6-729643-1-size-detail

 

¿Tienes planes? ¡Ahora sí!

Hacer planes juntos puede acercaros, ¡así que dedicad algún tiempo para “confabular”! Si luego sois capaces de llevar a cabo el plan o no, ya veremos, pero desde luego se convertirá en una motivación. Dedicad tiempo planificando los detalles de una escapada romántica: un fin de semana en París, unas vacaciones en Islandia, o un viaje de compras en Nueva York… ahora mismo ni siquiera tiene que ser realista. Consultad libros y mapas, planificad los lugares que visitaríais y cuál sería vuestro hotel favorito. Será un buen rato de complicidad, y quién sabe… ¡cualquier deseo se puede convertir en realidad!

 

sv7-073417-1-size-detail

 

Unas letras de amor…

Por muy antiguo que parezca, escribir una carta o una postal es una de las mejores maneras de decirle a tu pareja todas las cosas que normalmente no le dices. No tiene que ser estrictamente romántico: es posible que te salga jugar con palabras o escribir algún poema divertido, sólo para él. Guárdalos para leerlos el año próximo, ¡y comienza una tradición literaria que sea sólo de los dos! Os sorprenderéis de las cosas que no os decís normalmente y será como volver a enamorarse.

NOTA: Añade a tu carta un poco de perfume, puede ser tu perfume habitual, o un olor que le recuerde a vuestra casa: ¿Qué tal una gota de AmbiPur? El poder de los aromas es increíble.

 

sv8-017408-1-size-detail


Bailando toda la noche


¿Os encanta bailar pero no podéis salir a un club o sala de baile? ¿¡Quién dijo imposible!? Convierte tu salón en una pista de baile. Haz espacio suficiente para dejar salir vuestros mejores movimientos, pon alguna de esas canciones que tanto os gustan y desmelenaos… Todo vale: John Travolta y Uma Thurman o Ryan Gosling y Emma Stone, lo que más os guste. ¡Recuerda!, vergüenza cero, nadie está mirando, ¡así que bailad como si no hubiera un mañana!

¿Te han gustado nuestras propuestas? ¿Quieres contarnos tus ideas para San Valentín? ¡Nos encantará leerte! Aquí te dejamos nuestras películas de amor favoritas y las canciones de amor que más nos gustan.

0

Quieres escribir un comentario?

Consentimiento de cookies