RUTINA DE SUEÑO SALUDABLE PARA EL INVIERNO

DesktopImage
0
Hibernar es una idea atractiva y tentadora cuando llegan las bajas temperaturas, especialmente si ya vives agotada por tu rutina diaria, los horarios familiares y todas tus ocupaciones. Sin embargo, según los expertos, no es bueno alargar tu rutina de sueño durante el invierno, ¡sigue leyendo!

A diferencia de los animales, los seres humanos no necesitan dormir más en invierno, a pesar de que muchos de nosotros nos sentimos más lentos cuando hace frío fuera... pero tenlo en cuenta: el exceso de sueño podría hacer más daño que bien.

¿Cuánto sueño necesitamos realmente?

La mayoría de la gente - incluyendo aquí a las mamás más ocupadas- necesita de 7 a 9 horas de sueño de buena calidad para funcionar bien al día siguiente. Contar con menos de 4 horas de sueño es peligroso, y en casos extremos podría conducir a una muerte prematura. Sin embargo, la mayoría de nosotros nos privamos crónicamente de una buena rutina de sueño, durmiendo tan solo 5 o 6 horas cada noche, y esto no está bien, hay que encontrar la manera de dormir más.

Si hay bebés y niños pequeños en casa, lo mejor es que tú y tu pareja acordéis turnos (un día tú, un día yo) para levantaros por la noche si lloran o se despiertan, porque así, al menos una de cada dos noches uno de los dos dormirá tranquilo y sin preocupaciones, con un sueño que no tiene por qué ser interrumpido. Además, intenta irte antes a la cama, muchas veces nos cuesta, pero el sueño es reparador y lo necesitamos.

¿Es cierto que tendemos a dormir más durante el invierno?

Sí y no. Nos despertamos cuando todavía está oscuro fuera, antes de que la glándula pineal, que produce la melatonina, haya dado la orden de parar en su producción. Así, cuanta menos luz tienen los días, más melatonina segregamos. La melatonina es una sustancia fundamental en la regulación de nuestro reloj biológico y es la principal responsable de la pereza que nos invade en los días más oscuros. Así nuestras mañanas y noches son mucho más letárgicas.

Aunque muchas personas terminan despertando más tarde y retirándose más temprano durante el invierno, no hay una necesidad biológica real de dormir un poco más. Lo que queremos decirte es que no cambies tu ciclo de sueño, simplemente asegúrate de que al acostarte la estancia esté caldeada, oscura y silenciosa.

Algunos consejos para dormir mejor:

  • Ajústate a tu horario laboral y escolar estacional, y establece un sueño regular y tiempos de vigilia apropiados. Esto hará que tu cuerpo coja ritmo.
  • Haz mucho ejercicio al aire libre, sobre todo en invierno, para maximizar tu exposición a la luz del día.
  • Asegúrate de que el ambiente en el hogar y ropa de cama son apropiados para la temporada.
  • Sigue una dieta equilibrada rica en vitaminas y minerales durante todo el año. En invierno, tendemos a comer más alimentos con almidón en lugar de frutas y verduras, también por eso engordamos, así que procura no abandonarlas.

¿Es posible dormir demasiado?

Sí. Demasiado sueño se ha relacionado con problemas médicos como la diabetes, enfermedades del corazón, la depresión, la obesidad y los dolores de cabeza. La hipersomnia (cuando uno duerme excepcionalmente largos períodos de tiempo) es un desorden médico. Los pacientes experimentan síntomas de ansiedad, falta de energía y pérdida de memoria.

¿Cuál es la relación entre el sueño y el trastorno afectivo estacional (SAD)?

La transición del otoño al invierno puede inducir el trastorno afectivo estacional (SAD). Se caracteriza por episodios depresivos que tienen lugar en esta época de cambio estacional. Los síntomas incluyen depresión, exceso de sueño y comer en exceso.

¿Cómo puedo asegurarme de que mi hijo pequeño duerme bien en invierno?

  • Un ambiente acogedor sueño es importante:
  • Elige una sábana de franela caliente para la cuna.
  • Procura que duerma con los pies cubiertos.
  • Mantén una temperatura ambiente de entre 16 - 20 grados.
  • Deja con él una manta de bebé o un oso de peluche, que le dé seguridad.
  • Establece una rutina sencilla antes de acostarle, que no lleve más de 45 minutos. Por ejemplo, incluir un baño relajante, cambiar el pijama, leer un cuento y apagar la luz.

¿Te ha gustado este artículo? ¡Esperamos que sí! Dale me gusta o déjanos un comentario. Tal vez quieras leer más sobre ¿Por qué estamos siempre cansados? o Practica la antigimnasia .

0

Quieres escribir un comentario?