Cómo superar la resaca (que no pensabas tener) después de una boda

DesktopImage
0
Cuánto nos gusta una fiesta… ¡Y más una boda! ¿Recuerdas cuando dijiste “yo solo beberé un poquito”? Ja. El poquito se transformó en un muchito y ahora estás acompañada de la madre de las resacas, pero tranquila, ¡tenemos la solución para resucitarte!


Pongámonos en situación. Te levantas y no sabes casi ni quién eres, ni qué día es ni qué pasó ayer... Te cuesta abrir los ojos más de lo normal, tienes la boca seca y todo duele. ¿Por qué? Pues porque ayer te lo pasaste fenomenal y lo diste todo, estabas de celebración y un día es un día, ¿no? Bueno, pues que te quiten lo bailao, que la resaca ya te la quitamos nosotras. 

Teoría de la resaca, ¿qué es y por qué?

Si tienes resaca es porque sufres una intoxicación aguda. Tu principal problema es que estás deshidratada y tienes un dolor de cabeza infame, sequedad de boca y sensación de vértigo. También pueden acompañarte las náuseas, mareos, fatiga y calambres musculares, ah, y un desagradable dolor de estómago... el pobre está irritado. A tu cuerpo le falta azúcar, agua, descanso y tranquilidad. 

Recuperación paso a paso "modo on" 

1. Cuando despiertes la oscuridad será tu amiga (así que, si anoche no bajaste las persianas o echaste las cortinas, hazlo ahora). Todo suena 3 veces más alto de lo normal, sientes golpes en la cabeza y la luz agrava el malestar. Nota: esperamos que si tienes niños estén con los abuelos al menos hasta la hora de comer... o de cenar.

2. Bébete un vaso de agua, muévete a la cocina y hazte un
zumo de naranja o cómete una. Necesitas vitamina C, y es lo mejor te va a sentar. Después puedes hacer varias cosas (como en los libros de elige tu propia aventura): a) volver a la cama a seguir durmiendo. b) aplicarte una mascarilla facial después de lavarte bien la cara y volver a la cama a echarte un rato boca arriba (es increíble: cuidar tu piel te ayuda a sentirte mucho mejor). c) Intentar desayunar.
 
3. Un buen desayuno, aunque te provoque náuseas, es la mejor receta para superar una resaca. Unas buenas tostadas con aceite, tomate y jamón ibérico, y un té verde o blanco, suavecito, te repondrán. Nota: evita la cafeína. Favorece la deshidratación y la irritación del hígado, y empeora la resaca... No queremos eso, ¿a qué no?
 
4. Date una ducha, preferiblemente tibia, para desterrar los olores de la fiesta con tus aromas favoritos, y de paso, desenredar el nido que es tu pelo. ¿Has probado la colección Herbal Essences bio:renew!? Devuélvele la vida a tu melena (y a tus pobres sentidos) con el poder de la naturaleza, hay 7 variedades diferentes (cada una formada por champú y acondicionador) que contienen una mezcla de antioxidantes esenciales, aloe y algas marinas además de múltiples esencias. Mano de santo.
 
5. Si no te pusiste una mascarilla antes, hazlo ahora. Una de esas de máscara o un antifaz. Las hay también de manos y de pies, cuidarte y mimarte te hará bien.
 
6. Vuélvete al sofá y ponte una serie, una película, y duerme. La mejor forma de superar la resaca es dormir: cuanto más duermes, menos resaca tienes.
 
7. Si no te duermes puedes WhatsAppear desde el sofá con notas de voz (no te recomendamos nada que mires la pantalla, agravará el dolor de cabeza) y compartir tu malestar con otros asistentes a la boda, o abrazarte a tu pareja y dejar que el tiempo os sane. Eso sí, con otra botella de agua cerca. Bebe, bebe y bebe.
 
8. Sufrirás ataques de hambre, la culpa la tiene la reducción de los niveles de azúcar en sangre. Y aunque el cuerpo te lo pida, lo mejor NO es comer una hamburguesa ni tampoco una pizza, lo más recomendable son los alimentos suaves como galletas, pan, y alimentos ricos en fructosa porque se supone que ayudan a metabolizar el alcohol y así eliminarlo con más rapidez. El mango, los espárragos verdes, el salmón, los huevos, las manzanas, el arroz, la leche, las naranjas, las espinacas, la miel y el aceite son tus amigos. Tu cuerpo te pedirá McDonalds pero él es el angelito malo hoy... Próxima a ti es el bueno.
 
9.Olvídate de la caña "postparty" (eso solo contribuye a retrasar la mejoría. Palabrita) y deja que el tiempo pase tranquilamente. 

Minimiza los daños, prevenir es importante

Que ya sabemos que no pensabas beber, o al menos no demasiado, pero ya nos conocemos... 

Cuenta con que no todos los alcoholes son iguales: los más oscuros (que llevan más azúcar) son los que producen más resaca, así el vino tinto es peor que el blanco y el whisky o el ron son más letales que el vodka o la ginebra. 

Mezclar también agrava la situación: vinos, cervezas, copas y chupitos son sinónimo de muerte; y todo es aún peor cuando el alcohol se mezcla con bebidas gaseosas

Así que prevén, si sabes (o intuyes mínimamente) que vas a beber:

- Come bien en la cena, pero despacio, para que no se te haga bola.

- Bebe agua entre copas y copas.

- Elige los alcoholes que menos resaca te den.

- Procura mezclar el mínimo posible.

- Un ibuprofeno antes de dormir, con bien de agua y algo de comer, hace magia.

- Duerme con una botella de agua en la mesita de noche.

 

¿Qué te parece este artículo? ¡Esperamos que te guste y te ayude! Si este es un año de bodas para ti, échale un vistazo a nuestros otros artículos, ¡hay un montón de ideas que te gustarán! Ah, y déjanos un comentario.

 

0

Quieres escribir un comentario?